¿CÓMO PODEMOS SER MÁS CONSIDERADOS con el uso de la tecnología?

Navegar éticamente en el panorama tecnológico, es uno de los mayores desafíos que enfrentamos como seres humanos en el siglo XXI. Tenemos que sopesar constantemente nuestra ética personal con las crecientes posibilidades de las que disponemos casi a diario. Debemos encontrar una manera de hacer que la tecnología sirva a nuestro mayor bien, en lugar de volvernos dependientes de ella. Ser conscientes de nuestros hábitos tecnológicos es clave para una vida plena y saludable. ¿CÓMO PODEMOS SER MÁS CONSIDERADOS CON EL USO DE LA TECNOLOGÍA?

El yo digital
El yo digital es el término que utilizo para nuestra presencia en línea. Para algunas personas, en un extremo de la escala, es una extensión relativamente honesta de nuestro día a día, compuesta por instantáneas de diseños que se ven en la espuma de nuestro capuchino. En el extremo deshonesto del espectro, hay personas cuya existencia en línea es una completa falsedad, personas que persiguen el romance en línea con una identidad totalmente falsa o que hacen Photoshopping en cada imagen. Para nuestra salud mental, física y emocional, queremos representar nuestro verdadero yo y ser auténticos. Siga las cuentas y lea cosas que lo eleven en lugar de derribarlo o causar inseguridad.

Podemos hacer esto con la ayuda de estos tres consejos sobre cómo ser más conscientes de nuestro uso de la tecnología:

Un momento de atención plena
Siempre que esté a punto de comenzar a trabajar en su computadora o tomar su teléfono o tableta, haga una pausa por unos segundos. Quédese quieto y lleve el foco de su atención al momento presente. Evite precipitarse en la estimulación de dispositivos técnicos mientras está en modo de “piloto automático”. Intente empezar a utilizar su dispositivo en un estado de conciencia plena. ¿Qué estás buscando? ¿Cuál es su intención mientras navega o publica? ¿Estás representando tu verdadero yo?

Esperando sabiamente
Siempre que esté en espera o esperando a un amigo, una cita o algo para cargar en línea, en lugar de abrir otro navegador o iniciar otra tarea, simplemente relájese en el momento. Convierte tu tiempo de espera en una mini sesión de meditación. Puede hacer esto simplemente observando el flujo de la respiración natural. Respire profundamente tres veces por la nariz y exhale por la boca. Al regresar a la paz interminable del momento a lo largo del día, se sentirá más feliz, menos estresado y más productivo.

Desconéctese con conciencia
Nunca es mala idea tener una desintoxicación digital de vez en cuando. Programe un tiempo deliberado en su vida en el que no utilizará ninguna tecnología en absoluto. Esto podría ser de una hora al día a un par de horas a la semana. Lo que funcione para ti. Si es un gran usuario de dispositivos digitales, puede sentir ansiedad y una sensación de desconexión o aburrimiento una vez que se haya desconectado. Este es un síntoma de sobreestimulación mental. No intente luchar contra el sentimiento y resista la tentación de alcanzar el dispositivo más cercano. Haga otra cosa con su tiempo, como leer un libro, cocinar, salir a caminar, dibujar, escribir un diario o poner música.

Usar la tecnología con mindfulness te ayudará durante el día a dejar de “hacer” y volver a tu estado natural de “ser”. Con la práctica, te condicionarás a vivir cada vez más en un estado de conciencia plena. En lugar de dejar que sus actividades digitales lo distraigan de la vida, deje que se conviertan en guías amables que lo dirijan a vivirla con propósito y significado.

CREDITOS: ERICA SPIEGELMAN

    Adiciona Comentario

    ¿Por qué la gente dice cosas que NO QUIEREN DECIR?
    EL PRECIOSO PRESENTE: Trucos para vivir EL momento